AutoconocimientoEl egoEmociones

Ofendidos

By septiembre 1st, 2020 No Comments

Entre las personas de a pie, al ego le encanta encontrar ofensas imperdonables. Es una de sus mejores aficiones. Con ellas se construye y siente que existe.
Si tomas una por una las ofensas y las observas a cierta distancia, las encontrarás entre tus conductas.
A saber: suelen disfrazarse de otra cosa. Pero puedes encontrarlas. Al hacerlo en tu repertorio, entenderás y podrás perdonar las de otros y a ti. Y con el tiempo y la constancia de verlas en ti, cuando se te aparecen en otro, se irán desdibujando en ti. Y el muro de ofensas entre tu y el otro desvanenciéndose.
A saber: una misma falta contada desde el que la recibe y contada desde el que la hace jamás parecerán la misma.